Cuidar al cuidador: Algunos consejos

cuidar al cuidadorLas personas que cuidan o trabajan con dependientes (discapacitados físicos/ psíquicos, personas mayores) tienen un desgaste físico y emocional grande. Muchas veces, las personas dependientes pueden tener miedos, a la muerte, al dolor, al deterioro de su cuerpo y la presencia física del cuidador les genera seguridad. Al mismo tiempo, se pueden provocar en estos profesionales o cuidadores sentimientos de tristeza, miedo, desesperanza, impotencia, enfado. Dificultad para dormir, falta de energía, irritabilidad, falta de concentración y bajo rendimiento en su trabajo, son señales de que su salud se deteriora.

Por ello es fundamental cuidar al cuidador, que estas personas se den cuenta de la importancia de su auto-cuidado que contribuirá a su salud emocional y a que sus cuidados sean de mayor calidad.

Aquí dejo algunos consejos que quizás puedan ayudar a este auto-cuidado y a llevar mejor la ardua tarea que tienen por delante:

  • Duerma lo suficiente. Si por la noche no ha podido descansar por estar cuidando, busque un momento del día para descansar
  • Reconocer e identificar los sentimientos que le producen su labor de cuidador.
  • Permitirse sentir y expresar esas emociones, ya que hacerlo contribuye a su salud física y psíquica.
  • Es importante trabajar su autoestima: reflexionar sobre los siguientes conceptos, puede ayudar a saber cómo esta y cómo hacer para mejorarla.

Aprecio: de sí mismo como persona independientemente de lo que pueda hacer o tener.

Aceptación: ser tolerante con sus errores, fracasos, limitaciones y no enjuiciarlos.

Afecto: mostrando una actitud cariñosa, compresiva y amistosa hacía sí mismo/a.

Atención y cuidado: de sus necesidades reales tanto físicas, como psíquicas, intelectuales y espirituales.

  • Organice su tiempo haciendo una programación de las tareas diaria procurando dejar un espacio para usted y su auto-cuidado
  • Cuide su propio cuerpo, realizando ejercicio físico y teniendo mucho cuidado en la posición de su espalda cuando tiene que cargar o movilizar a la persona dependiente.
  • Acudir a algún taller, mindfulness, relajación. Puede ayudar a manejar el estrés y las emociones y sentimientos negativos.
  • Realizar alguna actividad lúdica, creativa con la que se disfrute.

«La importancia de un buen cuidador.» Gobierno de la Rioja.

Por todo lo expuesto y por experiencia propia, se lo importante que es cuidar al cuidador. Si estás teniendo los mencionados problemas de desgaste y crees que necesitas más ayuda, ponte en contacto conmigo y concertaremos una cita para trabajar en mejorar esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.