Estrés laboral o síndrome burnout

Estrés laboralEl síndrome burnout se podría definir como la dificultad para adaptarse a la situación laboral, se caracteriza por una interacción negativa entre el profesional y su trabajo; es decir, entre el profesional y sus compañeros, sus clientes, sus superiores o el ambiente físico de trabajo. El síndrome de burnout puede ser el resultado final de una situación de estrés laboral mantenida en el tiempo. El agotamiento puede estar latente durante años hasta que un día produce la crisis.

¿Cuáles son los síntomas del estrés laboral?

Suele manifestarse con sensación de agotamiento, fatiga física, mental y emocional, falta de motivación e incapacidad para adecuarse a las exigencias laborales.

A nivel físico el burnout puede manifestarse con cefaleas, hipertensión, trastornos gástricos, insomnio.

A nivel psicológico  puede provocar ansiedad, irritación, perdida de concentración, una actitud negativa ante el trabajo. La persona se puede volver pesimista, crítica y hostil

A nivel social puede producir frialdad en las relaciones, retraimiento, aburrimiento, pasotismo.

¿Qué variables facilitan la aparición del estrés laboral o síndrome burnout?

Hay variables organizacionales y variables personales. Entre las primeras podemos señalar salario inadecuado, exceso de trabajo, falta de reconocimiento, pocas posibilidades de promoción, condiciones de trabajo inseguras o insalubres, compañeros difíciles, trato injusto. Entre las variables personales podemos destacar baja autoestima personal y laboral o unas habilidades insuficientes, choque de valores del trabajador y la empresa.

 ¿Qué hacer?

El simple hecho de reconocer el agotamiento y entender lo que le está pasando es un primer paso para intentar cambiar o evitar los factores nocivos.

  • Analiza lo que te gusta y te disgusta de tu trabajo y mira si esas cosas que no te gustan puedes cambiarlas.
  • No seas perfeccionista, esfuérzate al 90% y no al 120%, aprende a desconectar y atender otros aspectos de tu vida que no sean trabajo.
  • Come de forma sana, duerme lo suficiente y haz ejercicio físico.
  • Busca algún método para relajarte, como puede ser practicar algún deporte, yoga, meditación, mindfulness.
  • Acude a psicoterapia para aprender a gestionar las emociones negativas que esta situación te está provocando.

 “El cerebro tiene la aptitud de percibir y reflejar el estado de ánimo de la persona con la que estamos, lo que en la mayoría de los casos nos favorece al ayudarnos a entenderla mejor. Sin embargo, el trato constante con personas ansiosas, enfadas, estresadas o traumatizadas llena el cerebro de emociones negativas y activa los centros del estrés” Daniel Goleman

Si estás pasando por una situación de estrés laboral y crees que puedes necesitar ayuda profesional, ponte en contacto conmigo y trataremos de resolver este problema juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *