Ciberacoso en la infancia y adolescencia

Los días 21, 22 y 23 de Noviembre asistí a la Jornadas “Infancia y Adolescencia” que se han celebrado en Sevilla. Uno de los talleres a los que asistí fue el de Acoso Escolar y Ciberacoso. Un tema que por desgracia está muy de actualidad.

El acudir a él me ha servido para, además de tener más información y recursos para ayudar a las familias que puedan acudir a mi consulta por este tema, a tomar conciencia del sufrimiento de estos niños/as y sus familias. Me he emocionado y sobrecogido con algunos de los relatos de diferentes profesionales de la salud y cuerpos de seguridad del estado que han intervenido en el taller y que han contado su experiencia con estas familias.

Quisiera dejaros algunas de las anotaciones que he hecho del Acoso Escolar y Ciberacoso:

– El Acoso Escolar engloba todas aquellas conductas, permanentes o continuadas en el tiempo y desarrolladas por uno o más alumnos sobre otro, susceptibles de provocar en la víctima sentimientos de terror, angustia e inferioridad idóneos para humillarle, envilecerle y quebrantar su resistencia física y moral (Colás Escandón A. “Acoso y ciberacoso escolar: la doble responsabilidad civil y penal).

– Se ha reflexionado mucho acerca de si el acoso escolar y el ciberacoso son una misma realidad y se ha visto que el uso por parte de los agresores de las tecnologías digitales tiene una característica propia y diferente a las agresiones convencionales y es que el acoso en la red se lleva a cabo de forma más sistemática y estable, provocando un mayor impacto sobre la víctima. Al utilizar las redes sociales los contenidos que se publican en ellas alcanzan grandes audiencias rápidamente, una vez publicados se hacen incontrolables, impidiendo a la víctima que sepa quien los ha podido ver y si el evento se ha detenido.

– La fiscalía General del Estado en sus últimas memorias destaca el incremento de acoso entre iguales que se realiza y propaga a través de medios tecnológicos y redes sociales.

– Sintomatología diversa en los niños/as como fracaso escolar, dolor de cabeza, dolor de estómago, que después de la exploración médica oportuna se ve que no tiene una causa física, pueden enmascarar situaciones de acoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.