¿Qué es ser un Adolescente? Y lo que es bueno saber de la Adolescencia

adolescenteEn la adolescencia todo parece exagerado. Sienten que no son las mismas y les resulta difícil entender sus sentimientos y reacciones ante esos cambios. Ven como su cuerpo va cambiando. Comienzan a crecer deprisa, su pecho comienza a desarrollarse y un poco más tarde el vello púbico. También les comienza a salir vello en las axilas y en las piernas. Aunque cada adolescente se desarrolla a un ritmo distinto, estos cambios suelen comenzar entre los 9 y los 12 años y duran hasta que tenga 16 o 17 años. El estado de ánimo de la adolescente cambia con rapidez de un momento a otro. Así  puede pasar de un ataque de llanto sin motivo aparente y que no cesa hasta quedar con los ojos enrojecidos a esas risas y carcajadas que se escapan en los momentos más inoportunos, o pasa a la melancolía al escuchar una canción o se encierra en su cuarto y no quiere ver ni oír a nadie.

Y es que la etapa de la adolescencia, a veces, no es fácil. Ya que significa pasar de ser una niña a ser una  mujer. Significa que sienten en sus cuerpos cambios que no siempre conocen, o no les gustan. Miran a su alrededor y ven a otras mujeres de su entorno que les pueden servir de modelo y quizás, no siempre les apetezca tomar esos modelos.

Querer ser alguien y no ser sólo una niña que casi nadie tiene en cuenta sus opiniones, ni tiene un lugar definido y se la critica a menudo por no aceptar las responsabilidades que de pronto se le han venido encima.

Ser adolescente significa enamorarse y odiar con la misma facilidad, llorar y reír casi a la par, exigir a gritos la atención de las demás personas y al minuto siguiente quieren pasar desapercibidas y que nadie las observe ni analice. Quieren ser escuchadas pero que no se les haga preguntas ni se les interrogue. Quieren aprenderlo todo, verlo todo, vivirlo todo.

En cada chica adolescente hay un mundo interior y exterior por descubrir y quieren hacerlo solas, sabiendo, eso sí, que hay alguien cerca que las quiere y confían en ella. Alguien que está dispuesta darles su mano cuando lo necesiten.

Como probablemente ya sepas, la terapia con adolescentes es una de mis especialidades, por lo que si crees que tú o alguien de tu entorno puede necesitar la ayuda de una psicóloga experta en adolescencia, ponte en contacto conmigo y concretaremos una cita para conocernos y ofrecer mi ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *